¿Es posible aún reclamar los gastos de hipoteca?

Aunque hace algunos años surgió un boom de reclamaciones a la banca reclamando la devolución de las cantidades pagadas a la hora de firmar la hipoteca: Notaría, Registro, impuesto, gestoría; hoy día el Tribunal Supremo ya ha dejado claro que no todos estos gastos son reclamables por los consumidores. Veámoslo.

 

En la Sentencia del Pleno del Tribunal Supremo 44/2019, de 23 de enero se fija como doctrina que sólo serán reclamables las siguientes cantidades: todo lo pagado al Registro de la Propiedad, la mitad de lo pagado a la notaría y la mitad de lo pagado a la gestoría. El resto debe correr a cargo de los consumidores. Se pone fin con esta sentencia a las diferencias existentes hasta aquel entonces entre las diferentes Audiencias Provinciales.

 

Entonces...¿de cuánto dinero estamos hablando?

 

Al eliminar la posibilidad de reclamar la cantidad pagada por el impuesto, que era con diferencia la más alta, lo cierto y verdad es que se reduce considerablemente las cantidades que las entidades bancarias deben devolver a los hipotecados.

 

Estas cantidades son exclusivamente el 100% de lo pagado al Registro de la Propiedad, el 50% de lo pagado a la notaría y el 50% de lo pagado a la gestoría. Hay que distinguir entre aquellas cantidades que se pagaron por la compraventa y por la hipoteca. Sólo serán reclamables las de la constitución de hipoteca. Por eso, lo normal será que se tengan dos facturas de cada uno ellos, una por la compraventa, y otra por la hipoteca.

 

Las cantidades variarán en función, principalmente, del importe del préstamo. A grandes rasgos, para una hipoteca de unos 100.000€, lo habitual es poder reclamar aproximadamente entre 600€ y 700€.

 

¿Y cuál es el procedimiento para recuperar nuestro dinero?

 

La mayoría de las entidades bancarias aceptan pagar la cantidad debida una vez se realiza una reclamación previa a la vía judicial. Sólo en caso de que no respondan o respondan diciendo que no aceptan la reclamación, será necesario acudir a la vía judicial. Este no es un procedimiento rápido, pues los Juzgados especializados en cuestiones bancarias están totalmente colapsados.

 

Desde este despacho de abogados somos conscientes de que no merece la pena acudir a la vía judicial por estas cantidades. Por ello, optamos por ofrecer a nuestros clientes recuperar su dinero a través de la reclamación previa.

 

Póngase en contacto con nosotros sin compromiso y le ayudaremos a reclamar esas cantidades pagadas de más.

Escribir comentario

Comentarios: 0